Menú Principal
14 de enero de 2020

Servicio de la Mujer y el Recién Nacido realiza capacitación para fortalecer el trabajo multidisciplinario

Durante el mes de diciembre del año 2019, el equipo médico y de matronería del Servicio de la Mujer y el Recién Nacido participó del “Taller para el Desarrollo de las Competencias Relacionales para la Efectividad”, enfocado en entregar herramientas para mejorar las relaciones efectivas y el trabajo en equipo.

Según explicó la matrona coordinadora del Hospital Clínico San Borja Arriarán (HCSBA), Lorena Gutiérrez, es necesario fortalecer las relaciones internas del equipo para trabajar en mejorar el trato y la comunicación con nuestras usuarias. Para ello, el curso se centró en abordar temáticas asociadas al área psico-afectiva de las relaciones, “el respeto, la empatía, la comunicación efectiva, entregar herramientas para solucionar los conflictos internos en los turnos que pueden surgir, por ejemplo, en las distintas formas en que se puede abordar algún caso clínico específico”.

Esta iniciativa surge de un plan de intervención que se trabajó al interior del servicio clínico, a raíz de los reclamos y la evaluación de satisfacción usuaria. Con el fin de cambiar la percepción de nuestras pacientes y generar una mejora constante en la atención integral que se entrega, se realizó primero un diagnóstico, del cual se desprendieron varias líneas de trabajo.

“Enfrentar el problema desde las herramientas de la comunicación, permite abordar varios ámbitos: el trabajo en equipo, el clima laboral, la disminución de eventos adversos, las relaciones efectivas desde todas sus aristas y, finalmente, repercutir en una mejora de la atención que se entrega” agregó Lorena Gutiérrez.

Los talleres se realizaron en 4 jornadas durante las mañanas, que consistieron, en su mayoría de actividades prácticas, de reflexión y de interacción, mientras que la teoría estaba en la plataforma digital, ya que se trató de un curso semi presencial. Todas estas medidas orientadas a intervenir lo menos posible con la continuidad de la atención, pero dando las facilidades para la participación activa de todos los turnos, gracias a lo cual tuvo una gran convocatoria y fue positivamente evaluado por los asistentes.

El gran desafío para este año 2020 es posicionar el Servicio de la Mujer y el Recién Nacido como uno de los mejores evaluados y, lo principal, que sea reconocido por las usuarias por la buena atención y la empatía, en especial en una unidad tan sensible como lo es la Urgencia de Maternidad, donde se inició esta intervención y desde la cual se pretende seguir ampliando la capacitación hacia otros equipos de trabajo.