Menú Principal
27 de abril de 2020

Las medidas de protección al funcionario que implementó el Hospital Clínico San Borja Arriarán

Una de las premisas que ha querido establecer la Dirección del Hospital Clínico San Borja Arriarán (HCSBA) es que, para cuidar y entregar una atención integral a nuestros usuarios en este periodo de contingencia sanitaria, es necesario que nuestros funcionarios y funcionarias se sientan protegidos en todos los ámbitos esperados.

Es por esta razón que, durante las últimas semanas, se ha trabajado en múltiples estrategias que abarcan desde el cuidado de la salud física y mental del personal, como de acciones que garanticen que el entorno del establecimiento también esté asegurado para usuarios y personal de salud.

La principal preocupación es disminuir los riesgos de contagio al interior de la institución entre los integrantes de la comunidad funcionaria, por lo que el HCSBA ha implementado medidas orientadas a promover el cuidado y protección de la salud de los mismos, además de las capacitaciones y difusión constante de los hábitos de higiene de manos, distanciamiento social y uso correcto de los Elementos de Protección Personal (EPP) en la atención directa de pacientes.

Todas las innovaciones, que a continuación detallaremos, forman parte de una estrategia de optimización de los recursos de protección personal, con el objetivo de priorizar el uso de mascarillas quirúrgicas y N95, así como los EPP más específicos, para aquellos funcionarios que realizan atenciones directas a pacientes con COVID-19, pensando incluso en un eventual aumento de la demanda durante las próximas semanas, pero, a su vez, procurando que todos los funcionarios del establecimiento se encuentren siempre protegidos.

A todos los funcionarios que no realizan atención directa de pacientes se les entregó como EPP un escudo facial, un alcohol al 70% y las instrucciones para su limpieza y mantención, con el fin de que sea utilizado durante toda la jornada laboral, al interior del establecimiento. El llamado es que este escudo sea utilizado en todo momento, ya que protege todo el rostro y disminuye las posibilidades de un eventual contagio.

En este punto, ha sido vital la colaboración de funcionarios que se han dedicado a la confección local de este insumo. Por un lado, el equipo de Medicina Física y Rehabilitación junto a Equipos Médicos que han utilizado las impresoras 3D, una de las cuales fue donación de la ASENF-HCSBA y, por otro, Banco de Tejidos y algunas TENS que, desde sus domicilios, han estado aportando con la confección en base a moltopren, elástico y mica.

A estas medidas, se sumó la decisión de distribuir una mascarilla de tela o “mascarilla social” para cada uno de los funcionarios, priorizando a aquellos que se movilizan en el transporte público, pero que a medida que fueron llegando, se distribuyeron a todo el personal. Esta mascarilla tiene por objeto ser utilizada exclusivamente en los traslados, es decir, desde el hospital al hogar y viceversa, y no durante la jornada laboral, ya que no cumple la misma función protectora que los otros EPP.

Resguardo en el perímetro hospitalario

Respecto al aumento de la delincuencia en el perímetro de nuestra institución, y tras varias gestiones realizadas con varias instituciones, el director Jorge Wilhelm sostuvo reunión con el Mayor Puebla, de la 4° Comisaría de Carabineros, tras la cual se logró concretar el resguardo a contar del miércoles 15 de abril, quienes comprometieron estar de punto fijo en los accesos de Santa Rosa y Amazonas todos los días, se aumentaron las rondas por el sector, especialmente en los horarios de salida de los funcionarios y en las noches realizarán rondas por el interior del estacionamiento de Santa Elvira.

Con el mismo propósito de proteger a los funcionarios, se coordinó con la Unidad de Movilización el servicio de acercamiento al metro y hasta algunos de los paraderos cercanos (Carmen y San Francisco) en dos jornadas: de 08 a 10 horas para los salientes de turnos de noche y de 17 a 19:30 horas para personal diurno.

Todas estas medidas se han podido implementar de manera exitosa en nuestro establecimiento gracias al compromiso y la disposición de cada uno de los integrantes de la comunidad sanborjina, de los dirigentes gremiales, incluso, de nuestros pacientes, que han sabido adaptarse a las nuevas modalidades de atención, entendiendo que son medidas necesarias para garantizar el bienestar de nuestra comunidad.