Menú Principal
1 de febrero de 2021

HCSBA llama a usuarios a no asistir al hospital e informa primeras medidas para retomar atenciones tras el incendio

Autoridades del Hospital Clínico San Borja Arriaran (HCSBA) y del Servicio de Salud Metropolitano Central (SSMC) realizaron un llamado a los usuarios para que no acudan al establecimiento si no han sido contactados, tras el incendio que afectó al inmueble la mañana del sábado 30 de enero. Asimismo, adelantaron las primeras medidas que se están implementado para retomar progresivamente las atenciones a los pacientes.

La Dra. Patricia Méndez Del Campo, directora del SSMC, explicó que “en una evaluación preliminar, ya se vio que no hay daño estructural del hospital, pero no puede ser usado para atender pacientes, puesto que no tenemos equipos de apoyo y está inutilizado desde el tercer piso hacia abajo. Si bien del octavo al cuarto no hay daño, no tenemos ascensores útiles, laboratorio, gran parte del equipamiento que es fundamental y no hay apoyo en todo lo que es imágenes. En esas condiciones, pese a que a los pabellones no les pasó nada, no podemos operar ni atender pacientes”.

Por su parte el director del HCSBA, Jorge Wilhelm Del Villar, detalló algunas de las primeras medidas que se han implementado tras el siniestro, para reanudar de manera gradual las atenciones. Entre estas, se habilitó un centro de información y trabajo en un colegio vecino al hospital, desde donde el domingo se contactó a los cerca de mil usuarios que estaban citados para distintas atenciones este lunes.

“El llamado es a no asistir a nuestro establecimiento”, dijo Wilhelm, agregando que los pacientes serán contactados para indicarles la forma y lugar en la que se reanudarán sus atenciones. “Aquellos que tengan que venir, nosotros los vamos a citar”, recalcó.

Con respecto a las atenciones, el director del HCSBA mencionó que “esperamos durante esta semana tener una definición de dónde continuaremos con los centros de atención ambulatoria”, añadiendo que “desde ayer hemos trabajado insaciablemente para que entre todos los ofrecimientos que tenemos y las alternativas que existen, buscar aquella que le dé la resolución más pronta y satisfactoria para nuestros usuarios”.

Asimismo, las autoridades indicaron que durante esta semana se espera tener definición sobre dónde se continuarán entregando las atenciones ambulatorias, para lo que hoy se estudian diversas alternativas. “Estamos evaluando si podemos poner un hospital modular, evaluando espacios y cómo le damos flujo al resto de la red, para poder ofrecer camas en otros puntos, para que el equipo muy calificado de este hospital siga trabajando en otros espacios y mantener la continuidad de la atención a nuestros pacientes”, señaló la Dra. Méndez.

Hasta antes del siniestro, el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) del Hospital San Borja recibía a diario unas 4 mil personas, entre ellos cerca de mil para consultas médicas y 450 para retiro de medicamentos.

Respecto a las urgencias, cabe recordar que los usuarios de nuestra red que requieran atención de urgencia gineco-obstétrica deben dirigirse a los hospitales Félix Bulnes, Tisné o San José. En tanto, para urgencia pediátrica, deben ir al SAPU más cercano, y en casos más complejos, a los hospitales de la red pública: Calvo Mackenna, Roberto del Río y Exequiel González Cortés.

En cuanto a los daños al hospital, la comisión de expertos a cargo entregaría esta semana el catastro de los cuantiosos daños, así como la estimación del tiempo requerido para las reparaciones. Aunque la ausencia de daño estructural reduciría el plazo de recuperación, este sería de varios meses. Por ello, reiteró la Dra. Méndez, “toda la atención de nuestros usuarios debe ser trasladada”.