Menú Principal
1 de marzo de 2019

Servicio de Esterilización del Hospital Clínico San Borja Arriarán estrena nuevas dependencias

Tras varios meses de trabajo, durante la última semana de febrero se realizó el cambio de los funcionarios del Servicio de Esterilización del Hospital Clínico San Borja Arriarán (HCSBA) a las dependencias remodelas. Las obras no sólo incluyeron mejoras en el sistema eléctrico y de climatización, sino también la reposición de mobiliario, equipamiento y una redistribución más acorde de los espacios.

Además, el proyecto completo incluyó la adquisición de 2 autoclaves de oxido de etileno, secadoras y lavadoras automáticas, y la adaptación de los flujos internos del material a esterilizar, cumpliendo con las normativas. Todo esto implica, además, una mejora en las condiciones en que se desempeñan los funcionarios del mencionado servicio.

Para la enfermera Ana María Torres, jefa del Servicio de Esterilización, este proyecto sólo ha traído alegrías y beneficios a todo su equipo, ya que “es un proyecto largamente anhelado, que tiene impacto directo en la ergonomía de los puestos de trabajo del personal, porque ahora cuentan con mesones y sillas apropiadas, y todo el equipamiento está adaptado para que ellos puedan alivianar su carga de trabajo, que antes era toda manual” explicó.

Este proyecto contempló una inversión superior a los 300 millones de pesos entregada por el Ministerio de Salud, con el objetivo de normalizar el servicio de apoyo para que cumpliera con los más altos estándares de funcionamiento y calidad.

Por tratarse de un servicio de apoyo, permite que sean otros los equipos que se benefician de manera indirecta con estas mejoras. De acuerdo a lo que explica Jorge Wilhelm, subdirector administrativo del HCSBA, este proyecto permite no sólo mejorar las condiciones de nuestros trabajadores, sino también optimizar nuestros recursos en pos del beneficio de nuestros pacientes. “Sólo como ejemplo, el aumento de la capacidad que tienen hoy en día nuestras autoclaves de 400 litros más, permite que el porcentaje de suspensión de nuestros pabellones disminuya considerablemente, impactando directamente en la atención de nuestros usuarios”, enfatizó.

Este tipo de iniciativas buscan priorizar aquellos sectores del establecimiento que requieren de mejoras y que, a su vez, los resultados se vean reflejados en una mejor atención para la comunidad usuaria del centro asistencial, así como el impacto que pueda tener en los entornos laborales de nuestros funcionarios.