Menú Principal
6 de Julio de 2017

Acompañados por la Ministra de Salud, tres niños del Programa de Diabetes del HCSBA recibieron las primeras bombas de insulina de la RM.

Gracias a la Ley Ricarte Soto, Isabella (10 años), Cristóbal (8 años) y Thomas (3 años) se convirtieron en los primeros niños de la Región Metropolitana que recibieron una dispositivo especial que les permitirá tener una administración continua de insulina para no sufrir de desmayos ni complicaciones.

El procedimiento de la instalación de la Bomba de Infusión Continua se realizó el pasado 6 de junio en las dependencias de nuestro hospital y contó con la presencia de la Ministra de Salud, Dra. Carmen Castillo; el Director del Servicio de Salud Metropolitano Central, Dr. Jorge Martínez; y el Director del Hospital Clínico San Borja Arriarán, Dr. Patricio Vera, quienes destacaron el cumplimiento de un compromiso presidencial que beneficia a los pacientes diagnosticados con Diabetes Mellitus Tipo 1, uno de los 14 problemas de salud de alto costo cubiertos por la Ley Ricarte Soto.

Bomba insulina 2

Habitualmente los pacientes que no disponen de una bomba de insulina deben realizarse cerca de 150 inyecciones en el mes, además de punciones diarias para medir sus niveles de glicemia, lo que les produce dolor, malestar y ansiedad. Con la incorporación de la bomba de insulina mejora sustantivamente la calidad de vida de las personas, pues disminuyen los riesgos de hipoglicemias, y, gracias a un monitoreo constante, se hacen innecesarias tantas inyecciones.

“A estos tres niños les va a cambiar la vida. Uno de los niños expresó que ‘era tan feliz’. Ese mensaje es lo que queremos dejar como Gobierno. La Presidenta Bachelet nos instruyó a que hiciéramos la Ley Ricarte Soto, y hoy se le está dando la posibilidad a 846 personas, independiente de su previsión y condición social, de recibir este tratamiento”, señaló la Ministra Castillo.

Bomba insulina 3

Cabe señalar que la Ley Ricarte Soto asegura que pacientes con enfermedades de alto costo puedan contar con diagnósticos, tratamientos y dispositivos médicos. En el caso de la bomba de insulina, si se compra de manera particular, tiene un valor superior a los $8 millones, sin contar los insumos necesarios para que pueda funcionar. Respecto a esto, Carlos Figueroa, padre de Cristóbal, indicó que “para uno es inalcanzable, y para que tengamos esto ahora, es invaluable”.

A la fecha ya son siete usuarios del Hospital Clínico San Borja Arriarán que se encuentran usando la bomba de insulina: seis niños y un adulto. En tanto, hay dos adultos y un niño en proceso de espera para la obtención del dispositivo, hay dos adultos y un niño.

Respecto a ello, el Director del HCSBA, Dr. Patricio Vera, afirmó que “el Programa de Diabetes Infantil de nuestro hospital cuenta con un equipo profesional multidisciplinario compuesto por médicos, enfermera, nutricionista y psicólogo. Es un grupo comprometido y humano que trabaja intensamente con los pacientes y sus familiares educándolos sobre esta enfermedad en cada etapa de su tratamiento”.

Bomba insulina 4